Cesión de los libros de la biblioteca de Valencia a la Asociación Místicos.

16 Nov 2022 | Actualidad

En el día en el que el Carmelo Descalzo celebra a todos sus santos, la Asociación Cultural San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Jesús en Caravaca (Místicos) ha firmado esta mañana un convenio de colaboración con el Convento de Nuestra Señora del Carmen de los Carmelitas Descalzos de Valencia, que cederá a esta asociación caravaqueña su gran biblioteca (con más de 65.000 volúmenes) con la finalidad de que dichos libros puedan formar parte de la biblioteca que pudiera establecerse en el antiguo Convento de San José, fundación número 12 de santa Teresa de Jesús en Caravaca, cuando el edificio esté restaurado.

Han rubricado el convenio el presidente de Místicos y prior del Convento de Nuestra Señora del Carmen de Caravaca de la Cruz, fray Pascual Gil; y el prior del Convento de Nuestra Señora del Carmen de Valencia, fray Miguel Hernansaiz. Y han actuado como testigos el alcalde de Caravaca de la Cruz, José Francisco García; y el hermano mayor de la Cofradía de la Vera Cruz, Luis Melgarejo.

A partir de ahora, la asociación de Místicos custodiará esta amplia biblioteca y se encargará de su conservación y mantenimiento. Su posible ubicación en el Convento de San José, permitiría que su uso fuera público para todos aquellos que quieran realizar estudios relacionados con los místicos del Carmelo.

Pascual Gil ha agradecido la generosidad de la comunidad de Valencia, al ceder este gran patrimonio. Los Carmelitas Descalzos de Valencia eran los depositarios de los fondos de la antigua biblioteca de la provincia de Aragón, Valencia y Murcia que ahora se confían a Místicos. «Este acto tiene una gran trascendencia. La idea es que Caravaca se convierta en un lugar de referencia para el Carmelo Descalzo. Nuestra propuesta es que el Convento de San José pueda albergar estos libros», explicaba el presidente de Místicos.

Por su parte, el prior de Valencia, ha explicado que esta biblioteca -que era privada- era una preocupación para su comunidad, porque el lugar en el que se encontraban los libros va a ser destinado a otro fin: «La preocupación era dónde podríamos depositar los fondos con garantías y que, además, se ubicaran en un lugar que pudiera abrir sus puertas para que los cristianos y otras personas interesadas pudieran acercarse y beber de la sabiduría que tiene esta biblioteca. Es un gozo muy grande que el pueblo de Caravaca, a través de esta asociación, pueda conseguir que esta biblioteca el día de mañana, lo más pronto posible, pueda ser disfrutada por todos».

El alcalde, que ha sido testigo de la firma de este convenio, ha destacado que es «una noticia muy importante» que esta biblioteca pueda establecerse en Caravaca, porque «es un gran patrimonio». El edil ha asegurado que el Ayuntamiento estará atento a las necesidades que puedan surgir y ha recordado que pronto se iniciarán obras de restauración en el Convento de San José y se abrirá el periodo de aportación de ideas de «cuál va a ser el futuro de ese edificio». «No se me ocurre un mejor sitio para ser el depositario final de esta biblioteca que el edificio de la doceava fundación de santa Teresa de Jesús. Es una idea que no debe ser baladí y que debemos recoger», ha destacado José Francisco García.

Una gran biblioteca para un gran proyecto

El principal objetivo de esta asociación caravaqueña es impulsar y colaborar en proyectos culturales que contribuyan a reforzar los vínculos de la obra de los dos santos carmelitas en la ciudad de Caravaca de la Cruz. Con este fin, al conocer que la biblioteca del convento de los Carmelitas Descalzos de Valencia -biblioteca de la antigua provincia de Aragón, Valencia y Murcia (antes de la unificación en la Provincia Ibérica de Santa Teresa de Jesús)- iba a salir de las dependencias de la orden en Valencia, Místicos solicitó que se enviara a Caravaca, para que en un futuro pudiera ubicarse en el Convento de San José que santa Teresa de Jesús fundó en esta localidad del noroeste murciano.

La cesión asciende a más de 65.000 volúmenes, entre libros y revistas, del siglo XIX hasta la actualidad, de temática mística, espiritualidad, teología y filosofía; así como temas carmelitanos, de literatura, arte e historia,

Este convenio tendrá, en principio, una duración de 5 años, que se podrá prorrogar durante un año, y así sucesivamente. En caso de que en dicho tiempo no se haya podido cumplir la finalidad establecida en el convenio y este no sea prorrogado, así como si no se rehabilita el Convento de San José de Caravaca, los libros y revistas serían devueltos a la Provincia Ibérica de Santa Teresa de Jesús de los Carmelitas Descalzos.