Noticias

NOTICIAS

07-05-2021
Ejercicios Espirituales en Úbeda 2021
Tuvo lugar los días 25 al 1 de mayo

El P. José Manuel, con una cercanía propia de quien conoce de primera mano la realidad de un religioso consagrado, nos disertó a lo largo de cada charla acerca de lo que es nuestra vida de entrega a Dios y la acción de la gracia en nosotros.

Es desde nuestra entrega cotidiana, a pesar de nuestras pobrezas, cómo podemos ayudar a Dios a transformarnos, admitiendo que muchas veces no acabamos de determinarnos del todo a cooperar en este plan salvífico de Dios, y sin olvidar, por supuesto, a nuestras comunidades y a todos aquellos que se acercan a nosotros con sed de Dios.

En esta tanda de ejercicios, aunque en un principio había hasta lista de espera por si alguien no podía acudir, al final hemos participado nueve religiosos: tres de la comunidad de Úbeda, los PP. Antonio José, Carlos y Espirindio; PP. Miguel y José Carlos de Valencia; P. Luis Mª de Valladolid; P. José Fausto de Soria; P. Pablo de San Fernando; y P. Alejandro del Desierto de las Palmas.

El clima fue de profundo silencio durante los ejercicios, compartiendo las laudes y la eucaristía con las vísperas por la tarde. En todo momento se mantuvo el protocolo COVID para evitar posibles contagios.

Los participantes nos mostramos muy agradecidos para con el P. José Manuel por sus provechosas y cercanas charlas, así como con la comunidad de Úbeda, que hizo un gran esfuerzo al estar en todo pendientes de nosotros sin dejar de atender sus compromisos pastorales en Úbeda y Baeza. Además de la solicitud fraterna con que fuimos atendidos por nuestros hermanos, también hay que reseñar lo que significa nuestra casa de Úbeda, un lugar en el que cada rincón te habla de San Juan de la Cruz y, sobre todo, de su historia de amor con el Amado.

Sólo nos queda animaros a todos los que tenéis pensado participar en las próximas tandas de ejercicios de la Provincia a que acudáis, a que venzáis el miedo a la pandemia con el deseo de compartir unos días privilegiados de silencio y de escucha. Y, por último, agradecer a nuestros hermanos que quedaron en nuestros conventos soportando generosamente la carga de trabajo que nosotros llevamos para que pudiéramos disfrutar de estos días en Úbeda.

Alejandro Soriano Martínez

VER TODAS