Noticias

NOTICIAS

05-07-2021
50 años del Centro de Espiritualidad
en el Desierto de las Palmas

En el día de ayer celebramos  el 50 aniversario de nuestro Centro de Espiritualidad Santa Teresa en el Desierto de las Palmas (Benicàssim).

Lo quisimos conmemorar de un modo muy sencillo sobretodo siguiendo siendo prudentes por el tema de la pandemia que estamos sufriendo. Por eso invitamos sólo a los hermanos que han sido superiores o directores del Centro durante estos 50 años, así como a las superioras CMT de este periodo. Cuando la situación Covid pase organizaremos un día de la “Familia del Carmelo” para que con una gran convocatoria celebremos la alegría de estos años del Centro de Espiritualidad.

Celebramos la Eucaristía a las 12 del medio día, celebración que estuvo presidida por Monseñor D. Juan José Omella, Cardenal Arzobispo de Barcelona y Presidente de la Conferencia Episcopal Española y concelebrada por nuestro Obispo de Segorbe-Castellón, Monseñor D. Casimiro López Llorente, y por nuestro padre provincial  Antonio Ángel Sánchez. También nos acompañó nuestra hermana María del Rosario Pérez provincial de las Carmelitas Misioneras Teresianas.

Como ya hemos dicho en la celebración estuvieron presentes, aparte de todos los miembros de la actual comunidad del Desierto, los últimos superiores y directores del centro así como las Hermanas Carmelitas Misioneras Teresianas, quienes durante 47 años, como sabéis, se han encargado de dirigir el Centro de Espiritualidad.

Durante la homilía, el Cardenal Arzobispo de Barcelona, ha elogiado la importante labor evangelizadora de este Centro de Espiritualidad que a lo largo de los años ha acogido a tanta gente que buscando el silencio del desierto se ha encontrado con Dios. Y citando a Santa Teresa de Jesús, ha ensalzado la labor y el servicio prestado en esta casa, «un cielo, si lo puede haber, en la tierra, para quien se contenta solo de contentar a Dios»

Por su parte, Mns. D. Casimiro López Llorente, ha tenido palabras de agradecimiento hacia nosotros y para nuestras Hermanas Carmelitas Misioneras Teresianas por mantener durante años el Centro de Espiritualidad «para facilitar el encuentro con el señor y la paz con Él», donde la Orden del Carmelo está desde hace siglos, siendo «presencia del silencio de Dios».

En este sentido, como Obispo de la Diócesis de Segorbe-Castellón ha reconocido expresamente nuestra labor, y su agradecimiento por mantenerla a pesar de las dificultades.

D. Casimiro, ha pedido la intercesión del Señor y de la Virgen del Carmen, «para que os siga concediendo la amabilidad que tenéis con todos cuantos aquí se acercan, así como la hospitalidad y la alegría con la que acogéis a visitantes y ejercitantes de retiros, siendo una referencia para aquellos que buscan a Dios en el silencio que es donde Él habla». Solo en el Desierto, ha concluido nuestro Obispo, «se escucha esa suave brisa cuando Dios pasa para tocarnos el corazón y para descubrir nuestra verdadera vocación que no es otra que estar llamados por Dios, por amor y para el amor, para poder descubrir en el silencio de este Desierto que Él es manantial de vida y salvación»

VER TODAS