Evangelio dominical

EVANGELIO DOMINICAL

"Ha echado todo lo que tenía para vivir"
05-11-2021
"Ha echado todo lo que tenía para vivir"

El verdadero camino del mesías que el evangelio de Marcos, muy cerca ya de dejarnos, sigue queriéndonos enseñar cómo los discípulos y nosotros tenemos que ponernos por completo en manos de Dios. Él intervendrá, va a tomar el control para culminar esta y todas las historias de salvación comenzadas y eso significa para Jesús y para nosotros paciencia, aguante, fe, confianza. Como ya hacía el domingo pasado, el evangelista sitúa ya a Jesús en Jerusalén, en vísperas inmediatas del desenlace de esta historia y todo lo que sucede, todos sus encuentros, enseñanzas y comentarios son clave para entender bien lo que tiene que suceder. El texto de hoy se compone de dos fragmentos que tienen en común la mención de las viudas y lo que estas hacen con su mucho o poco dinero. En el primer fragmento, Jesús denuncia que el capital de las viudas se ve amenazado por la falsa piedad de los escribas que se lo arrebatan a cambio de “largos rezos” que no tienen más objeto que el exclusivo bien personal de ellos, como todo lo que hacen. En el segundo, Jesús señala el escaso capital donado al templo por otra viuda como un signo de la verdadera entrega en manos de Dios que el creyente necesita vivir. Generalmente, una viuda, en la Biblia, es una mujer necesitada por principio. La primera lectura narraba la relación entre Elías y la viuda de Sarepta de Sidón, una mujer pagana, pero que es la única en creer a Elías, en creer la Palabra de Dios que el profeta proclama. Se podría decir que es su misma indigencia la que le lleva a ponerse, indirectamente, en manos del Dios de Elías al aceptar el compartir con él lo poquísimo que le queda para subsistir.

Gracias a esa “fe” práctiva y vital la Palabra de Dios “multiplicó” la harina y el aceite de la viuda y su hijo para mantenerlos a los tres hasta el final de la sequía y del hombre consecuente. Esta mujer creyó a Elías y a través de él al Dios que hablaba por su boca y eso le llevó a poner su vida en sus manos, contribuyendo asi a la historia de salvación y a manfestar la presencia de Dios, negada por tantos. La viuda del Evangelio echa en el arca del Templo “todo lo que tenía para vivir”, se pone indirectamente en manos del Dios de Israel que reside en ese Templo y en quien ella cree también de modo vital y práctico. Jesús señala que esta mujer no ha dado de lo que tenía o le sobraba sino que se ha dado a sí misma. Esta es la verdadera limosna: el don de uno mismo que es capaz de poner toda la confianza en el Dios verdadero que actúa en la historia. Creer es entregarse, aceptar un camino, no pensar que unas afirmaciones son verdaderas. Jesús cree así en este Dios que está en el Templo pero que, sobre todo, es su Padre: va a mostrar con su entrega total que está por completo en sus manos. Lo mismo tendrán que hacer los discípulos, lo mismo tendremos que hacer con nosotros respecto de Jesús: creer en Él porque es Él, ponernos en pie, en movimiento, seguirle aunque sea en la oscuridad del mal y la muerte para poder experimentar tambien la redención, la salvación definitiva de Dios.

» Primera Lectura

Lectura del primer libro de los Reyes 17, 10-16

En aquellos días, el profeta Elías se puso en camino hacia Sarepta, y, al llegar a la puerta de la ciudad, encontró allí una viuda que recogía leña. La llamó y le dijo:
– «Por favor, tráeme un poco de agua en un jarro para que beba.»
Mientras iba a buscarla, le gritó:
–«Por favor, tráeme también en la mano un trozo de pan.»
Respondió ella:
– «Te juro por el Señor, tu Dios, que no tengo ni pan; me queda sólo un puñado de harina en el cántaro y un poco de aceite en la alcuza. Ya ves que estaba recogiendo un poco de leña. Voy a hacer un pan para mí y para mi hijo; nos lo come­remos y luego moriremos.»
Respondió Elías:
– «No temas. Anda, prepáralo como has dicho, pero pri­mero hazme a mí un panecillo y tráemelo; para ti y para tu hijo lo harás después.
Porque así dice el Señor, Dios de Israel:
"La orza de harina no se vaciará,
la alcuza de aceite no se agotará,
hasta el día en que el Señor envíe
la lluvia sobre la tierra."»
Ella se fue, hizo lo que le había dicho Elías, y comieron él, ella y su hijo.
Ni la orza de harina se vació, ni la alcuza de aceite se ago­tó, como lo había dicho el Señor por medio de Elías.

» Segunda Lectura

Lectura de la carta a los Hebreos 9,24-28

Cristo ha entrado no en un santuario construido por hombres –imagen del auténtico–, sino en el mismo cielo, para ponerse ante Dios, intercediendo por nosotros.
Tampoco se ofrece a sí mismo muchas veces –como el sumo sacerdote, que entraba en el santuario todos los años y ofrecía sangre ajena; si hubiese sido así, tendría que haber padecido muchas veces, desde el principio del mundo–. De hecho5 él se ha manifestado una sola vez, al final de la historia, para destruir el pecado con el sacrificio de sí mismo.
Por cuanto el destino de los hombres es morir una sola vez. Y después de la muerte, el juicio.
De la misma manera, Cristo se ha ofrecido una sola vez para quitar los pecados de todos.
La segunda vez aparecerá, sin ninguna relación al pecado, a los que lo esperan, para salvarlos.

» Evangelio

+ Lectura del santo evangelio según san Marcos 12, 38-44

En aquel tiempo, entre lo que enseñaba Jesús a la gente, dijo:
– «¡Cuidado con los escribas! Les encanta pasearse con amplio ropaje y que les hagan reverencias en la plaza, buscan los asientos de honor en las sinagogas y los primeros puestos en los banquetes; y devoran los bienes de las viudas, con pre­texto de largos rezos. Éstos recibirán una sentencia más rigu­rosa.»
Estando Jesús sentado enfrente del arca de las ofrendas, observaba a la gente que iba echando dinero: muchos ricos echaban en cantidad; se acercó una viuda pobre y echó dos reales. Llamando a sus discípulos, les dijo:
– «Os aseguro que esa pobre viuda ha echado en el arca de las ofrendas más que nadie. Porque los demás han echado de lo que les sobra, pero ésta, que pasa necesidad, ha echado todo lo que tenía para vivir.»

LECTURAS DEL DOMINGO


...........